Situados en el pueblo de la Vega, en Liébana, corazón de los Picos de Europa, nos encontramos con este pequeño productor artesano de mermeladas: Liebanatural.

Para su producción solo utilizan fruta de temporada de la zona que ellos mismos pelan y trocean a mano buscando así mantener todo el sabor y las propiedades de la fruta.

Las mermeladas de Liebanatural, son totalmente artesanales. No se añade ningún tipo de aditivo, solo fruta y azúcar.

Dentro de los sabores cabe destacar la uníón con otros productos de la zona como es el vino tinto y orujo elaborado en Bodegas Pico Cabariezo. La mezcla de todos estos da como resultado un producto distinto en le mercado y de calidad absoluta,

MERMELADA O CONFITURA

Aunque las dos están compuestas por fruta y azúcar, tienen un aspecto muy parecido y las colocan juntas, existen algunas diferencias.

La mermelada está elaborada a base de fruta que puede estar entera, troceada o triturada. En cambio, la confitura tiene una apariencia gelatinosa, que es el resultado de mezclar azúcares, agua y pulpa o puré de fruta.

El resultado de todo esto, aparte de plasmarse en una textura distinta, es que las confituras llevan una cantidad de azúcar superior, hasta un 57% más.

Además, las mermeladas deben llevar al menos un 30% de fruta en su composición y si superan el 50%, pueden llamarse "extra", según la legislación española. En la confitura estos porcentajes varían ligeramente: tienen que incluir un 35% de fruta, y con el 45% pueden ser consideradas "extra".