La Península de Setúbal es una región portuguesa localizada entre los ríos Tajo y Sado. El vino regional de toda la región se conoce como Terras do Sado, nombre que también reciben aquellos vinos elaborados a lo largo de toda la costa portuguesa hasta el Algarve.

Dos son las Denominaciones de Origen Controladas (DOCs) más importantes de la zona: Setúbal DOC, que engloba vinos dulces y fortificados elaborados con moscatel (Moscatel de Setúbal) y Palmela DOC. 

El Moscatel de Setúbal es un vino generoso con una graduación entre 16º y 22º vol. Tradicionalmente, este vino se elaboraba con un mínimo de 67% de uvas Moscatel; sin embargo, siguiendo la legislación de la Unión Europea hoy el vino contiene al menos un 85% y de esta forma el nombre de la uva está presente en la etiqueta de la botella.

¿Cuáles son las variedades autorizadas?

La variedad moscatel utilizada es la moscatel de Alejandría, también conocida como moscatel de Málaga, moscatel de Setúbal, moscatel de kelibia (Túnez), Hanepoot (Sudáfrica) o Zibibbo (Sicilia). Dentro de esta variedad, podemos encontrar dos tipos de vinos dependiendo del tipo de uva utilizado: el Moscatel de Setúbal y el Moscatel Roxo, uva que nace de la mutación de la uva blanca, formando racimos redondos y de tonalidades rosadas.

Por lo tanto:

Moscatel de Setúbal: ofrece vinos muy aromáticos (miel, azahar, naranjas, uvas frescas y rosas), un buen grado alcohólico y muy buen cuerpo. 

Moscatel Roxo: como el propio nombre sugiere, de mayor intensidad cromática tirando hacia tonos más rojizos, ofreced también mayor grado de azúcar y aromas más florales y complejos.

¿Qué tipos de Moscatel de Setúbal podemos encontrar?

Superior: vinos con una edad mínima de cinco años y que hayan obtenido la calidad sobresaliente.

Reserva: si ha obtenido la calidad de excepcional.

Vintage: el vino no mezcla lotes de diferentes cosechas sino que es del año indicado.

NV: mezcla de diferentes lotes, es decir, de diferentes añadas.

Conservación después de la apertura

Puede durar hasta cuatro semanas sin perder sus características.

Temperatura ideal

Para este tipo de vino, entre 10º y 12ºC. Sin embargo, si se sirve un Moscatel más viejo, para aprovechar su riqueza, la temperatura debe aumentar unos grados, entre 12º y 14ºC.

Maridajes

Estamos ante un vino muy versátil que se puede combinar con numerosos platos. Por ejemplo: postres a base de chocolate o frutos secos; un picoteo o aperitivo con frutos secos, incluso los salados, que harán un buen contraste; cremas cítricas; quesos fuerte4s y azules.