Gran Vino de Guarda La Comtesse
Gran Vino de Guarda La Comtesse

Gran Vino de Guarda La Comtesse

126,00 €
Impuestos incluidos

La Comtesse es el blanco más refinado de Pazo de Barrantes, elaborado a partir de las viñas más viejas de la propiedad, plantadas en 1965, localizadas en el Pago Cacheiro. Se trata de un homenaje a la condesa gallega viuda de Creixell, y desde su concepción en 2009 ha buscado mostrar la increíble personalidad de la Albariño y la autenticidad de este pequeño terruño de 1,4 hectáreas. Para potenciar estos elementos se ha incorporado a la fermentación y crianza en tinos de roble francés, un envejecimiento en depósito de hormigón que le confiere una mayor expresividad y longevidad, convirtiendo La Comtesse en un Gran Vino de Guarda.

 

Bodega: Pazo de Barrantes.

Zona: Rías Baixas.

Variedad: Albariño 100%. El vino realiza una crianza de 12 meses en los mismos tinos de madera, de los cuales 2 está en contacto con sus lías, y otros 12 en depósito de hormigón.

Color: amarillo intenso, límpido y brillante.

Aroma: lichis, fruta de membrillo y ralladura de limón que armonizan elegantemente con toques de flor de acacia, hinojo y eucalipto.

Boca: buen volumen en boca, muy sabroso y estructurado, complejo y cremoso. Final muy fresco y persistente.

Entre La Toja y Cambados. Pazo de Barrantes se encuentra concretamente en el Valle del Salnés, a orillas del río Umia, y su viñedo ocupa unas 12 hectáreas alrededor de la bodega.

La historia del palacete donde se ubica Pazo de Barrantes tiene su origen en el siglo XVI, cuando la finca era propiedad de la familia Creixell, aunque no fue hasta el año 1991 cuando se construyó la bodega.

Íntimamente ligado a la octava condesa de Creixell, el pazo está recogido en los libros de historia por haber sido el marco de la firma del primer pacto de autonomía de Galicia. Por herencia, la propiedad pasó a manos del décimo conde de Creixell, Vicente Cebrián Sagarriga, quien lo reconstruyó. Hoy, en homenaje a la antigua condesa, la bodega riojana Marqués de Murrieta elabora en estas instalaciones uno de sus blancos más excepcionales, La Comtesse, además del blanco que lleva el mismo nombre que el pazo.

Tras haberse iniciado en el mundo del vino en 1852, Marqués de Murrieta decidió embarcarse en un proyecto similar pero esta vez en Galicia, con el objetivo de aprovechar los recursos naturales que rodean el pazo y sus 12 hectáreas de viñedo de Albariño. Por ello construyó la bodega con la idea de llevar a cabo una elaboración limitada de albariños artesanales y mimados, con gran capacidad de evolución en botella.

El clima de esta zona, como en otras de Galicia, es atlántico y especialmente suave, con precipitaciones abundantes que rondan los 1.500 milímetros anuales. Su suelo se caracteriza por ser arenoso, poco profundo y algo ácido. Esto hace que sus albariños expresen una personalidad única.

A partir de la cosecha 2019, Pazo de Barrantes inició una nueva etapa por la cual se llevó a cabo un proceso de transformación a varios niveles en la bodega. Una reducción en la producción y los rendimientos del viñedo, adición de elementos a los procesos de vinificación de los vinos y una minuciosa crianza con mayor reposo y que implicó una ausencia de dos años en el mercado. Todo ello resultó en la obtención de unos vinos de guarda en los que la Albariño y el excelente terruño en que crece, se expresan de forma sublime.

Comentarios (0)
No hay reseñas de clientes en este momento.

16 otros productos en la misma categoría:

Producto añadido a la lista de deseos
Productos añadidos para comparar.

Utilizamos cookies técnicas para el funcionamiento de la página y cookies analíticas para nuestras estadísticas