Flor de Silos
Flor de Silos

Flor de Silos

54,00 €
Impuestos incluidos

Es la máxima expresión de la variedad Tinto Fino en suelos arenosos de cepas muy viejas, plantadas entre 1927 y 1930. En un suelo muy pobre y de altitud elevada. Es de color cereza picota con reflejos granates. En esta parcela, el Tinto Fino nos sorprende con notas minerales de grafito, tinta china, frutas negras y regaliz. Apreciamos con el tiempo notas balsámicas.

 

Bodega: Cillar de Silos.

Zona: Quintana del Pidio, Ribera del Duero.

Variedad: Tempranillo 100%. Crianza de 14 a 18 meses en barrica de roble francés dependiendo de la añada.

Color: cereza picota con reflejos granates.

Aroma: notas minerales de granito, tinta china, frutas negras y regaliz. Apreciamos con el tiempo notas balsámicas.

Boca: sabroso, equilibrado con un tanino suave y maduro. Largo por su refrescante acidez.

Cillar de Silos es una bodega familiar asentada en la localidad de Quintana del Pidio. Pertenece a la familia Aragón, quien la fundó en el año 1994.

El nombre de esta bodega es un homenaje al monje que se encargaba de la intendencia en el Monasterio de Silos. Este monje era el encargado de organizar la despensa o cillería con los alimentos necesarios para el día a día de los religiosos.

La bodega se ubica en Quintana del Pidio, una pequeña localidad burgalesa situada al norte de Aranda de Duero que cuenta con una larga tradición vinícola. De hecho, en la época medieval fue la zona elegida por los monjes del Monasterio de Silos para abastecerse de vino. Además, gracias a su terreno arenoso, esta zona fue menos afectada por la filoxera que otras regiones españolas.

La bodega, fundada por Amalio Aragón, está gestionada actualmente por sus hijos Roberto, Óscar y Amelia. Roberto es el responsable de la comercialización, Óscar se encarga de la comercialización y Amelia se dedica de la exportación. Todos ellos están en la búsqueda continua de viñas viejas, ya que para la gama de Cillar de Silos sólo se utilizan uvas de viñedos propios.

En total, la familia Aragón posee más de 60 hectáreas de viñedo, con las que se elaboran unas 300.000 botellas por cosecha. Este viñedo está dividido en pequeñas parcelas, en su mayoría menores de una hectárea, con edades entre los 15 y más de 100 años. El viñedo se encuentra entre los 840 y los 900 metros de altitud, y toda la uva cultivada es Tempranillo.

La zona está considerada como privilegiada dentro de la D.O. Ribera del Duero, ya que los vinos que nacen allí tienen potencial como para ser considerados los más elegantes de la región. Estos vinos se valen de una climatología extrema, con inviernos duros y veranos calurosos, con una influencia entre ríos que crea un microclima especial con gran diferencia térmica entre noche y día y una pluviometría entre moderada y baja (400-600 mm anuales).

Ya en bodega, Cillar de Silos utilizan solo barricas de roble francés nuevas o de segundo o tercer vino. Igualmente se utilizan corchos naturales de flor. La bodega cuenta además con antiguos calados subterráneos, donde las condiciones naturales de humedad y temperatura son idóneas para la crianza y el reposo de los vinos.

El resultado final de la elaboración son vinos que se asemejan más a los de zonas donde la finura y la elegancia es la principal características, consiguiendo así “vinos con alma del sur y espíritu del norte”.

Comentarios (0)
No hay reseñas de clientes en este momento.

16 otros productos en la misma categoría:

Producto añadido a la lista de deseos
Productos añadidos para comparar.

Utilizamos cookies técnicas para el funcionamiento de la página y cookies analíticas para nuestras estadísticas